El delito de allanamiento de morada

En el ámbito de los delitos, crímenes y demás actividades que violan los estatutos establecidos en la ley, el allanamiento de moradas es sin lugar a dudas una de las fechorías más cometidas en la actualidad y los profesionales de los bufetes de abogados deben lidiar con este tipo de delitos de forma frecuente.

Para las leyes de este país, específicamente para el articulo dos cientos dos Código Penal, el delito de allanamiento de morada será concebido cuando se presente las siguientes circunstancias:

  • Cuando una persona o individuo decide ingresar a una vivienda, piso o residencia sin consentimiento o previo aviso del propietario de dicha morada permaneciendo en la misma a pesar de no disponer del beneplácito o la aquiescencia del morador. Este crimen es penalizado con un periodo de estancia en la prisión que puede variar entre 6 meses hasta 2 años.
  • Cuando el ingreso ilegal del infractor en la morada se produce mediante métodos o acciones violentas e intimidantes. En esta situación la condena en prisión será mucho más prolongada, pudiendo ser de hasta 4 años con una multa de 6 a 12 meses.

Definición de Morada

Para poder comprender el delito o crimen de allanamiento de morada es necesario conocer definiciones relevantes en este ámbito, por ejemplo, el concepto de morada.

Se entiende por morada todos aquellas espacios o áreas que se encuentren cerradas o aisladas del ambiente externo que le permitan a una persona establecer su domicilio en dicho lugar para poder llevar a cabo su vida privada separada del resto de la sociedad.

Definición de Morador

Por su parte, el morador es por definición la persona que reside en la morada, es decir, el individuo que reside y desarrollo su vida personal en un espacio cerrado o inmueble independientemente de la relación jurídica que posea la persona con el domicilio en lo que respecta al ámbito de la titularidad.

Para comprender el concepto de morador es útil plantearse el ejemplo de un arrendatario, el cual habita en una vivienda que legalmente no le pertenece ya que no posee el título del inmueble, pero legalmente es el morador de esta morada ya que dicho inmueble es su domicilio.

¿Qué se necesita para que un delito se denomine apropiadamente allanamiento de morada?

  • La persona acusada de este delito no debe ser considerado como un individuo ajeno al inmueble o morada.
  • La persona que comete este crimen debe ser consciente de que la vivienda es ajena y de que está ingresando en la misma si el beneplácito del morador.
  • Pruebas de que el acusado ha accedido físicamente a la vivienda o morada independientemente del medio o vía utilizada para acceder a la misma ya sea a través de la puerta, ventana, etc.
  • También será catalogado como allanamiento de morada aquella situación en la que un tercero, ajeno al inmueble, decida permanecer en la morada a pesar de que el morador explícitamente desee lo contrario.

¿Quién es el sujeto activo de este delito?

Cualquier individuo puede ser acusado del crimen de allanamiento de morada puesto que el rol de sujeto activo lo ejercerá todos aquellos que entren a una morada si el permiso del morador o en contra de su voluntad. De esta forma, los funcionarios públicos también pueden ser acusados de allanamiento de morada si no poseen los recursos y permisos necesarios para llevar a cabo un allanamiento.

¿Cuáles es la multa imputada a los funcionarios públicos que cometen un allanamiento de morada?

Cuando se acusa a un funcionario público de allanamiento de morada la penalización será más rigurosa ya que se entenderá que dicha persona se aprovechó de su rol de autoridad pública para cometer este delito, por lo que además de la multa y sanción establecida en el artículo dos cientos cuatro del Código Penal, también se castigara al funcionario infractor con una inhabilitación de su cargo por un periodo de tiempo de alrededor de 6 a 12 años.

¿Cómo se penaliza el allanamiento de morada de espacios públicos?

Cuando este delito es cometido en una morada catalogada como un espacio público, la pena o condena será diferente ya que pueden concebirse tres circunstancias variables:

  1. En el caso de que el acusado ingrese al establecimiento público durante una hora del día no comprendida dentro del horario de apertura para el público, el infractor será condenado a 6 a 12 meses de prisión y adicionalmente se le establecerá una multa de 6 a 10 meses.
  2. Cuando la persona se mantiene o permanece en el espacio público a pesar de haber culminado el horario de apertura, este será sancionado con una multa de 1 a 3 meses.
  3. Si el acusado permanece en el espacio o establecimiento público como en el caso citado anteriormente pero además se le agrega a este delito el uso de medios violentos y el empleo de la intimidación para mantenerse en la morada, el castigo corresponderá a unos 6 meses a 3 años de prisión.

Conceptos relevantes en el delito de allanamiento de morada

A lo largo de los párrafos del presente texto sobre el allanamiento de morada se ha empleado rutinariamente el concepto de ingreso o introducción a la vivienda, así como también el termino permanencia en la morada, por lo que resulta esencial conocer estos conceptos.

El ingreso o introducción a la morada se define como el acto de entrar físicamente de forma completa a un espacio cerrado. El aspecto clave en esta definición es que se enfatiza la necesidad de que se ingrese completamente físicamente para poder considerar el allanamiento, por lo que introducir un brazo por la ventana no se considera allanamiento de morada.

Por su parte, permanecer en la morada significa no salir o marchase de la misma a pesar de la voluntad del morador, y este tipo de actitud puede ser llevada a cabo de forma pasiva o a través de la violencia y el uso de la fuerza.

Ejemplos de allanamientos de morada

Un ejemplo básico de allanamiento de morada y que describe una situación muy usual por la cual muchas personas recurren al servicio de un abogado penal es aquella en la que una pareja o matrimonio se ha disuelto legalmente y una de las partes es acreditada con la posesión de la vivienda o inmueble. En este caso, si la pareja que no posee la posesión del inmueble ingresa al mismo sin consentimiento de su contraparte este puede ser acusado de allanamiento de morada.